Archivos Mensuales: septiembre 2011

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

Señor, hazme un instrumento de tu paz;
donde haya odio, ponga amor;
donde hay ofensa, perdón;
donde hay duda, fe;
donde hay desesperanza, esperanza;
donde hay tinieblas, luz;
donde hay tristeza, alegría.

Oh Divino Maestro,
que no busque yo tanto.
Ser consolado como consolar.
Ser comprendido como comprender.
Ser amado como amar.
porque dando se recibe.
Perdonando se es perdonado.
Y muriendo a si mismo
se nace a la vida eterna.

La importancia de Tener un Propósito y una Visión de Futuro:

Muchas veces nos sentimos vacíos, tristes y desmotivados, sentimos que no sabemos en donde estamos ni hacia dónde vamos, una persona que se siente así tiene la sensación “de estar perdido”, y de hecho lo está.
Es muy importante saber no solo donde estamos sino hacia donde nos dirigimos y es desde aquí que nos damos cuenta que hemos dejado de soñar, que no sabemos que queremos en la vida. Todos queremos “ser felices”, “ser prósperos”, “tener pareja”, pero esto es algo muy general, no es concreto. Si queremos realmente ser felices tenemos que empezar a “visionar”, “soñar”, esa vida que queremos, pero el miedo a no lograr lo que tanto ansiamos nos paraliza y no nos deja avanzar. En el artículo anterior hablaba de conocernos para conectarnos con nuestros dones y talentos y reconocer nuestros miedos y debilidades, cuando hacemos esto nos convertimos en líderes de nuestra vida y podemos soñar con mayor claridad, dejar de lado la apatía y movernos hacia nuestro sueño.
Tener un propósito y una visión de futuro facilita nuestra vida, nos da impulso.
El propósito en un nivel profundo tiene que ver con el sentido que el ser humano otorga a la vida. Quien soy, de donde vengo, para que estoy aquí, que haría sin que me pagaran por ello, hacia dónde voy, son las preguntas que intentamos responder para encontrar nuestro propósito vital.
Para responder estas preguntas contamos con lo que más nos gusta de nosotros y lo que más disfrutamos hacer.
La visión es el resultado de nuestros sueños en acción y debe ser formulada por líderes y el líder de tu vida eres tú.
Algunas características de la visión de futuro son: debe ser compartida si es de trabajo o de familia con su equipo de trabajo o miembros de la familia y estos deben estar de acuerdo en apoyarla, debe ser amplia y detallada, positiva y alentadora y por supuesto una visión de futuro debe estar sustentada por valores que determinen la rectitud de tus objetivos.
Una visión de futuro sin acción es simplemente un sueño.
Una acción sin visión de futuro carece de sentido.
Una visión de futuro puesta en práctica puede cambiar el mundo.
Los invito a soñar con la vida, la relación, el trabajo, la ciudad, el país y el mundo que quieren…

Los amo

La Gran Invocación

La Gran Invocación.
Desde el punto de Luz en la mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes de los hombres;
Que la luz descienda a la Tierra.
Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones de los hombres;
Que Cristo retorne a la Tierra.
Desde el centro en donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
El propósito que los Maestros conocen y sirven.
Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y que selle la puerta donde se halla el mal.
Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan Divino en la Tierra.

Realmente ¿quien soy?

A veces tenemos dudas sobre la persona que somos, quizás en algún momento te has preguntado ¿soy esté cuerpo? o ¿soy mi mente? O soy mis títulos, lo que hago, la profesión que ejerzo…quien soy..
Esta duda es ancestral, porque nos identificamos con lo que mostramos de nosotros, con nuestro exterior, e ignoramos que tenemos un mundo interior desconocido, inexplorado, y la gran mayoría de las veces negado o evadido. Somos todo eso, en esencia seres humanos maravillosos, inteligentes, prósperos, sanos y por el camino se nos olvidó.
Entrar en el camino del autoconocimiento, me hace “darme cuenta” de la situación de mis creencias, emociones y sentimientos positivos (que me apoyan y facilitan la vida) y negativos no resueltos (que todos tenemos), evadidos o negados, por ej. soy muy bueno, nunca me molesto, permito que la gente abuse de mí porque no se decir “no”, no expreso mi rabia o miedo porque siento que no puedo o a nadie le importa, no tomo decisiones para no equivocarme, me dejo de último en la fila en lo que respecta a descanso o disfrute de la vida, no me alcanza el dinero, mi trabajo no me satisface.
Quizás crees que no sirves para nada, que eres malo, inútil, que nada te sale bien, y otro largo etc.
Pero conocerme también significa “darme cuenta” que tengo talentos, virtudes y dones, aunque no los vea, todos sabemos hacer algo bien, nos desempeñamos mejor en alguna área, cocinamos muy rico, hacemos bellezas con las manos, soy el “mejor” con los números, pinto, canto, bailo, casi sin esfuerzo, allí está tu talento, reconocerlos y desarrollarlos nos conecta con la abundancia y el disfrute.
Lo importante es saber que lo puedo hacer diferente de ahora en adelante, no me tengo que conformar, los invito a descubrir sus talentos y dones para ponerlos al servicio de ustedes y de la humanidad y también quizás con ayuda terapéutica si hace falta, salir de los miedos y pensamientos y creencias negativos que los limitan y no los dejan avanzar y disfrutar de la vida.
Cuando hago eso, se quién soy, junto todas las partes de mí y puedo verme con otros ojos: un ser completo, con todo lo que necesito en esta vida.
Descúbrete y maravíllate del ser que eres…
Los amo

Ser el Líder de mi vida

En la columna pasada hablaba de que todos queremos ser felices, y eso no se lo podemos dejar al azar, para ser felices, exitosos, tener relaciones satisfactorias y ser excelentes profesionales tenemos que hacernos cargo de nuestra vida y ser responsables del 100% de nuestros resultados.
Para algunas personas es difícil entender esto, es mejor o más fácil, si las cosas no me salen bien culpar a mi pareja, a mis padres, a mi jefe, a la sociedad que no me apoya o al mundo en general. Esta es la posición de la víctima impotente que se deja llevar por todo y por todos y no toma decisiones.
La victima cree que tenemos un destino que no podemos cambiar, todo lo que le sucede o no depende de la “buena” o “mala” suerte que tiene, hay personas que creen que unos nacemos con estrella y otros nacen estrellados…, que nada se puede cambiar y que hay que conformarse.
También hay aquellas personas a las que no les gusta la palabra líder por lo que creen que implica. Ser líder de tu vida no significa convertirse en una persona egocéntrica que se cree mejor que los demás y le tiene que decir a todos a su alrededor que hacer o como, que abusa, que grita más y más alto, que ofende, o quien tiene más autoridad, no, eso no es ser líder.
Ser líder en mi vida significa que tengo que tomar mi poder personal, que siempre lo he tenido, pero que está oculto, tapado por mis miedos, desesperanzas, falta de propósito y amor propio.
Ser líder es aceptarme como soy, tener autoestima alta, limpiar mi pasado, reconocer mis fortalezas y debilidades, no para quejarme de ellas, sino para cambiar aquello con lo que no me siento bien, y desde allí me hago cargo y responsable de mi vida.
El Renacedor y escritor Bob Mandel dice que…”el liderazgo no se trata de un rol que desempeñas en el mundo, sino más bien del reconocimiento de que tus palabras, acciones, y comportamiento tienen una fuerte influencia sobre otros” “una madre que siempre está para sus hijos, un maestro que siempre oye a sus estudiantes, un terapeuta que es desapegado pero cuidadoso con sus pacientes. Todos ellos guían como las estrellas que con su constancia ayudan a otros a mantener el ritmo de sus vidas”
Se líder primero de tu vida, brilla primero en tu área personal y en tu familia, no puedes ser un buen líder para otros (hijos, estudiantes, empleados, etc.), un líder desde el amor, que guie e inspire, si primero no te ocupas de ti