Archivo del sitio

Ser el Líder de mi vida

En la columna pasada hablaba de que todos queremos ser felices, y eso no se lo podemos dejar al azar, para ser felices, exitosos, tener relaciones satisfactorias y ser excelentes profesionales tenemos que hacernos cargo de nuestra vida y ser responsables del 100% de nuestros resultados.
Para algunas personas es difícil entender esto, es mejor o más fácil, si las cosas no me salen bien culpar a mi pareja, a mis padres, a mi jefe, a la sociedad que no me apoya o al mundo en general. Esta es la posición de la víctima impotente que se deja llevar por todo y por todos y no toma decisiones.
La victima cree que tenemos un destino que no podemos cambiar, todo lo que le sucede o no depende de la “buena” o “mala” suerte que tiene, hay personas que creen que unos nacemos con estrella y otros nacen estrellados…, que nada se puede cambiar y que hay que conformarse.
También hay aquellas personas a las que no les gusta la palabra líder por lo que creen que implica. Ser líder de tu vida no significa convertirse en una persona egocéntrica que se cree mejor que los demás y le tiene que decir a todos a su alrededor que hacer o como, que abusa, que grita más y más alto, que ofende, o quien tiene más autoridad, no, eso no es ser líder.
Ser líder en mi vida significa que tengo que tomar mi poder personal, que siempre lo he tenido, pero que está oculto, tapado por mis miedos, desesperanzas, falta de propósito y amor propio.
Ser líder es aceptarme como soy, tener autoestima alta, limpiar mi pasado, reconocer mis fortalezas y debilidades, no para quejarme de ellas, sino para cambiar aquello con lo que no me siento bien, y desde allí me hago cargo y responsable de mi vida.
El Renacedor y escritor Bob Mandel dice que…”el liderazgo no se trata de un rol que desempeñas en el mundo, sino más bien del reconocimiento de que tus palabras, acciones, y comportamiento tienen una fuerte influencia sobre otros” “una madre que siempre está para sus hijos, un maestro que siempre oye a sus estudiantes, un terapeuta que es desapegado pero cuidadoso con sus pacientes. Todos ellos guían como las estrellas que con su constancia ayudan a otros a mantener el ritmo de sus vidas”
Se líder primero de tu vida, brilla primero en tu área personal y en tu familia, no puedes ser un buen líder para otros (hijos, estudiantes, empleados, etc.), un líder desde el amor, que guie e inspire, si primero no te ocupas de ti

Anuncios

VOLANDO ALTO

Todos queremos volar alto, es decir ser exitosos, felices,
ganar mucho dinero, tener relaciones armoniosas, casa, carro, etc.

Pero ¿estamos dispuestos a tomar las acciones necesarias para lograrlo?.

Es maravilloso soñar, aunque a algunos les cueste hacerlo, pero es mejor lograr aquello que soñamos.

Todas las personas tenemos la capacidad de conseguir aquello
que queremos, paro no basta simplemente desearlo. Hay que vivirlo, palparlo, sentirlo, y si esto le cuesta mucho  a Ud.
y cree que las cosas son imposibles,  hay varios aspectos que debe  tomar en cuenta si realmente quiere ponerle acción a sus sueños

Estos aspectos son:

Tomar el liderazgo en tu vida:

esto sucede cuando te haces responsable de todo lo que pasa y acontece en tu vida y estás dispuesto a hacer lo necesario para que sea diferente si lo que vives no te satisface.

El auto conocimiento:
es aquella herramienta que le permite ponerse en contacto con el ser que Ud.  Es, le permite conocer sus dones,  fortalezas, virtudes, pero también sus debilidades y miedos.

El manejo de sus emociones:

lo que le permite reconocer y aprender  a manejar de manera asertiva sus emociones tanto
las positivas como las negativas y no dejarse arrastrar por el miedo, la rabia, el dolor y la tristeza.

Tener un propósito y una visión de futuro:

Cuando conocemos, sabemos  a qué vinimos a este hermoso planeta la vida se hace más fácil y divertida y le ponemos la guinda al helado cuando comenzamos a planificar como nos queremos ver en 5, y 10 años, porque
“visionamos” “vemos” como queremos vivir tanto en lo personal, profesional, emocional, físico, etc.

Como se darán cuenta no basta querer, tenemos que poner de
nuestra parte y no dejárselo todo al azar o al universo para luego quejarnos de nuestra mala suerte.

En próximas entregas profundizaremos en cada uno de estos
aspectos.

Los amo

BETTYLEÓN

Facebook: Rumbo a la Felicidad

tiwtter: @rumboalafelicid